15 mitos sorprendentes sobre la vida ecológica

¡Comparte con tus amigos!

La vida verde es un estilo de vida elegido que tiene como objetivo la conservación de la biodiversidad y los hábitats de la tierra y la reserva de los recursos de la tierra y personales. Fue hasta que los efectos del calentamiento global se hicieron evidentes que la humanidad comenzó a reconsiderar el impacto de sus acciones en el planeta tierra. Esto es lo que inspiró el concepto de vida verde. Dicho de otra manera, la vida verde intenta disminuir el impacto de la contaminación y el desperdicio al optar por un estilo de vida menos derrochador y ecológico.

Esencialmente, la vida verde se basa en seis principios; hogares ecológicos, energía limpia, alimentos sostenibles y saludables, transporte limpio, uso adecuado del agua y eliminación adecuada de desechos. Por mucho que la vida verde sea buena para la sostenibilidad ambiental, surgen varios mitos que hacen que las personas que eligen este estilo de vida parezcan extremistas y algunos que pueden ser engañosos para quienes viven en verde. Este artículo desacredita el 15 mitos sorprendentes sobre la vida verde.

plántula-suelo-verde-planta-ecología

Mito 1. La vida verde es para los amantes de los árboles

Mucha gente escucha la palabra vida verde e imagina a un grupo de personas compartiendo una casa practicando la agricultura o los que aman los árboles o los que prefieren el uso de hierbas naturales. No hay nada de malo en preferir el estilo de vida hippie, pero la vida verde es para todos. Uno no tiene que poner hierbas en su té para ser considerado como un estilo de vida ecológico. En realidad, son los pequeños cambios los que cuentan, como reemplazar las toallitas de papel por pañuelos y toallas de cocina.

Mito 2. Es imposible eliminar el plástico desechable

Actualmente, el plástico es difícil de eliminar, pero el plástico desechable se puede eliminar fácilmente. Es tan simple como reemplazar los plásticos desechables por elementos permanentes o biodegradables. Por ejemplo, uno puede llevar su propia bolsa de tela a los supermercados y tiendas para empaquetarla en las cajas. A la hora de comprar cereales y otros artículos no perecederos, se puede optar por tiendas a granel que permitan cajas retornables o el uso de tarros y contenedores propios. Alternativamente, se puede reutilizar y reciclar el plástico extra en casa. Por ejemplo, los frascos de plástico se pueden decorar y usar como jarrones para flores.

Mito 3. Los productos para el hogar que son ecológicos son caros y difíciles de encontrar

Los productos ecológicos son productos que no representan ningún peligro para el medio ambiente ni para la salud y se fabrican de forma sostenible. Hay muchas tiendas de alimentos naturales, supermercados y boutiques con productos ecológicos como artículos de limpieza, ropa, electrodomésticos y muebles. Ahorran muchos gastos en la salud de uno o de la familia u otros gastos relacionados con los costos de vida, como las facturas de iluminación y calefacción.

Mito 4. La vida ecológica es cara y aburrida

Jill Tokunaga, de Hawaii Gas, dice que la mayoría de la gente asocia la vida ecológica con cambios inconvenientes en el estilo de vida y grandes gastos. La verdad es que son los pequeños cambios los que marcan la diferencia. Uno no tiene que comprar repentinamente una casa construida de bambú para vivir verde. Un pequeño cambio, como preferir caminar a un destino que está a veinte cuadras de distancia en lugar de conducir hasta allí, puede marcar una gran diferencia en el medio ambiente, la salud y la billetera también. Tomarse un minuto para apagar todos los electrodomésticos y las luces del apartamento es un cambio que no es drástico pero que cuenta. Un pequeño cambio a la vez es un paso hacia una tierra más limpia y verde.

Mito 5. Lavarse las manos es más ecológico que usar un lavavajillas

Sí, hace unos diez años, lavarse las manos habría sido más ecológico que usar un lavavajillas. Sin embargo, en esta década, todo depende del modelo de lavavajillas que esté utilizando y de los recursos dedicados al lavado de manos. Hay lavavajillas modernos que ahorran energía y utilizan menos agua. Rodalesorganiclife Sin embargo, muestra que el lavado de platos en realidad podría usar más agua que un lavavajillas moderno de bajo consumo. Además, si calienta el agua que utiliza para lavar platos, es mejor que cargue el lavavajillas. Si prefiere lavar los platos a mano o tiene un presupuesto ajustado, simplemente separe el agua de lavado y enjuague en dos lavabos o use un recipiente grande para contener el agua para lavar y fregar y luego enjuague en el fregadero.

Mito 6. La ‘comida verde’ sostenible es cara

Quizás en la tienda de comestibles, las opciones ecológicas pueden ser bastante caras. Pero no olvide que puede obtener productos ecológicos en otros lugares, es decir, en los mercados de agricultores y directamente de los pequeños agricultores. Los productos en la tienda de comestibles pueden haber viajado millas para llegar a la tienda y esa es una de las razones por las que estos productos son caros. Sin embargo, el agricultor local no incluye los principales costos de transporte que abaratan el producto. Lo bueno de los productos locales es que los agricultores a pequeña escala utilizan menos sustancias químicas para el crecimiento y la maduración, si es que las usan, y da la opción de saber de dónde proviene el producto.

Mito 7. Los vehículos híbridos son más «ecológicos» que los no híbridos

La tecnología detrás de los autos híbridos es la misma y en el caso de autos como el Honda civic, definitivamente hay un buen kilometraje. Sin embargo, la misma tecnología aplicada en camiones híbridos y SUV no es mejor que una no híbrida. De hecho, algunos híbridos pueden usar más gasolina que un automóvil no híbrido y producir más contaminación.

Mito 8. En la vida ecológica, el papel es preferible al plástico

Este es un debate que aún continúa. Algunos argumentan que el papel para comestibles es mejor que el plástico porque es degradable. Sin embargo, el papel tiene más volumen que el plástico, por lo que su fabricación requiere más recursos. Algunos argumentan que durante su mayor vida útil, el papel tiene más emisiones de GEI que el plástico. La mejor solución sería llevar la compra en una bolsa de tela reutilizable porque es más amigable con el medio ambiente que el papel o el plástico.

verde-medio ambiente-naturaleza-salvar-planeta

Mito 9. En la vida ecológica, se prefiere conducir a volar

Bueno, eso depende. Un avión puede quemar más combustible para volar a un destino que un automóvil, pero transporta a muchas personas en un vuelo. Cuando se compara un vuelo que lleva a cien personas al mismo destino con cien automóviles que conducen a cien personas, el avión usa menos combustible que un automóvil. Sin embargo, si un automóvil transportara a cuatro o más personas y llevara muy poco equipaje, sería más ecológico que el avión.

Mito 10. La vida ecológica se trata del medio ambiente

La vida verde tiene que ver con el medio ambiente, pero no solo con el medio ambiente. La vida verde se trata de la gente de la tierra y sus generaciones futuras. Los informes sobre el calentamiento global, aunque notados, son ignorados por la mayoría. De hecho, muchas personas son conscientes del calentamiento global, pero no actuarán simplemente porque no creen que sus efectos sean tan nefastos como se informó. Pero mirando más allá de la generación existente, en el futuro, si la tendencia actual se mantiene, la tierra no será tan apta para vivir como lo es actualmente. La vida verde se trata de salvar a la humanidad salvando el planeta. Cuanto más dependiente es la humanidad de los productos artificiales, procesados ​​y manufacturados, más se magnifica al borde de la destrucción del planeta.

Mito 11. La vida ecológica se trata de reutilizar y reciclar

Mucha gente piensa en reciclar plásticos y reutilizarlos cuando escuchan sobre la vida ecológica. Sin embargo, en realidad se trata de ser lo más ecológico posible. Parece que en la mayoría de los movimientos ecologistas, el mensaje perdurable fue el reciclaje, por lo que la mayoría de la gente se queda con ese pensamiento. El objetivo de la vida ecológica no es solo reciclar plástico y papel; es para reducir el uso de energía, agua y material virgen. Por mucho que reciclar plástico sea genial, sería mejor el uso cero de plásticos desechables.

Mito 12. Los pequeños cambios realmente no importan

Los pequeños cambios son casi siempre los que marcan la diferencia. Una sola persona no puede ver una gran diferencia, pero cuando se combinan a lo largo del tiempo, los resultados son sorprendentes. Además, el cambio comienza con una sola persona y se extiende a otras, un cambio que es notado y emulado por otros puede marcar una gran diferencia.

Mito 13. El estilo de vida ecológico se trata de la depravación

Elegir vivir ecológicamente no se traduce en privarse de las cosas que ama. Se trata de hacer las cosas que amas de forma ecológica o de utilizar las versiones ecológicas de las cosas que amas. En otras palabras, la vida verde no es un martirio, por lo que las medidas drásticas no son necesariamente necesarias.

Mito 14. Para vivir verde, tienes que comprar electrodomésticos nuevos y costosos

No todos los electrodomésticos nuevos son adecuados para una vida ecológica. Primero, verifique e investigue el nuevo electrodoméstico que desea comprar para asegurarse de que sea energéticamente eficiente y ecológico. Dicho esto, una vida ecológica no significa vaciar los bolsillos para comprar electrodomésticos nuevos. En su lugar, se puede hacer un cambio a la vez comprando un aparato ecológico solo cuando el presupuesto se sienta adecuado. Recuerde, solo un pequeño cambio marcará la diferencia.

Mito 15. La vida ecológica significa salirse de la red

Tanto como salir de la red puede reducir la huella de carbono; el lujo, los gastos y la familia son factores que deben considerarse detenidamente antes de tomar cualquier decisión. La energía solar puede ser más limpia y estar fuera de la red, pero si dejarla es demasiado costosa, no es necesario esforzarse tanto para lograrlo. En su lugar, repase las cosas de la casa que no sean buenas para su salud, la de la familia o el medio ambiente. Un análisis agudo para ver las cosas necesarias o no es la mejor estrategia a utilizar. Si hay algunas de estas cosas que no son necesarias, deshágase de ellas.

Credito de imagen: Pixabay

plántula-suelo-verde-planta-ecología

Como Asociado de Amazon, puedo ganar una pequeña comisión por compras que califiquen si hace clic en Amazon desde mi sitio y elige realizar una compra. Puede leer mi cambio de color completo para afiliados para obtener más detalles.