6 posturas de yoga que puedes hacer durante la menstruación para un período más saludable y feliz

¡Comparte con tus amigos!

La menstruación no es un tema tabú. Tu período y todo lo que viene con él te hace mucho más poderoso de lo que crees. Te hace mujer. Seguro que nos estalla la cara, lloramos por los platos sucios y los calambres pueden mantenerte en el sofá todo el día, pero no tiene por qué ser así.

Entonces, ¿cómo puede el yoga ayudarnos a tener un período más saludable? Nos permite conectarnos con nuestro cuerpo y nuestra feminidad. Cuanto más sintonizado esté con su cuerpo, más sabrá lo que necesita.

El dolor menstrual NO es normal: este experto en hormonas holísticas comparte consejos para aliviarlo

Es posible que hayas escuchado diferentes opiniones sobre la práctica de yoga durante la menstruación. No creo que debamos sentarnos en un rincón mientras tememos, maldecimos y detestamos la semana que estamos menstruando.

Pero como profesora de yoga, creo que debemos reconocer este momento y modificar nuestra práctica de yoga en consecuencia. Buscar una práctica más restauradora es lo que más necesita el cuerpo cuando estás en tu período, y disminuir la velocidad te permite aprovechar lo que está sucediendo emocional y físicamente.

Muchos instructores aconsejan omitir las inversiones durante la menstruación, y estoy de acuerdo. Piénselo: ¡está haciendo exactamente lo contrario de lo que el cuerpo está tratando de lograr cuando se pone boca abajo!

También se recomienda que evite las torsiones intensas, ya que esto puede poner demasiado estrés en los órganos reproductores. Así que de nuevo, centrémonos en una práctica más lenta y terapéutica.

Aquí está todo lo que necesita saber sobre la práctica de yoga durante su período

Aquí hay 6 posturas de yoga que puede practicar durante la menstruación para un período más saludable y feliz:

¡Estas posturas de yoga para tu período te brindarán alivio! Se pueden practicar solo, pero recomiendo usar accesorios de yoga si los tiene; los accesorios de yoga lo ayudarán a aprovechar al máximo estas posturas.

Accesorios de yoga opcionales para usar:

1. Postura de ángulo encuadernado reclinado (Supta Baddha Konasana)

Esta postura tiene un gran efecto calmante en nuestra práctica diaria de yoga, y lo mismo se aplica durante la menstruación.

Para invitar aún más a una pose restauradora, le sugiero que practique con un refuerzo de yoga o un par de almohadas. Esto aliviará la presión sobre el área pélvica y cualquier peso sobre el útero, y también ayudará a aliviar los calambres.

ángulo límite reclinado

Cómo ponerse en esta pose:

  • Siéntese en la parte superior de la colchoneta y lleve el cojín o la almohada a lo largo del centro de la zona lumbar (con el extremo más corto del cojín cerca del sacro).
  • Junta las plantas de los pies y las rodillas hacia afuera para formar tu postura de ángulo cerrado. Siéntase libre de colocar bloques o almohadas debajo de sus rodillas para permitir que las caderas se abran lentamente sin tensión adicional
  • Siéntese erguido y bájese lentamente sobre su almohada o almohada. Sus brazos pueden caer a su lado o apoyados en bloques o almohadas. Permita que sus ojos se cierren y su respiración se profundice y se vuelva suave
  • Quédese aquí todo el tiempo que desee; le recomiendo al menos 10 respiraciones profundas y completas. Recuerda que estás aquí para restaurar y conectarte con tu cuerpo.
  • Para salir de esta postura, vuelva a juntar las rodillas con las manos y deslice suavemente el cojín hacia su costado. Quédese aquí por un respiro o dos antes de volver a sentarse

2. Postura del niño (Balasana)

Esta es otra excelente manera de encontrar la relajación pélvica y ayudar a eliminar la tensión muscular y los calambres. La postura del niño invitará no solo al alivio menstrual sino también al alivio del estrés.

La opción de utilizar un refuerzo de yoga o almohada para esta postura se recomienda nuevamente. Creo que abrazar el cojín agrega un poco más de comodidad y relajación en esta variación (piense en su animal de peluche favorito en el pasado).

pose de niño

Cómo ponerse en esta pose:

  • Empiece a arrodillarse sobre su colchoneta con los dedos gordos de los pies tocándose y las rodillas bien abiertas. Siéntete libre de jugar con el ancho de tus rodillas dependiendo de qué tan abiertas estén tus caderas ese día
  • Vuelva a colocar el cojín o la almohada a lo largo entre las piernas. Si tiene otro cojín o almohada a mano, colóquelo debajo del primer cojín para apuntalarlo
  • Baje lentamente su pecho y una mejilla hacia la cabecera. Tome otra inhalación mientras envuelve sus brazos alrededor del cojín o almohada, luego exhale completamente y permita que sus ojos se cierren
  • Quédese aquí todo el tiempo que desee; inténtelo durante varios minutos. Asegúrese de cambiar las mejillas aproximadamente a la mitad (o cuando lo recuerde)
  • Cuando esté respirando en esta postura, intente concentrarse en liberar la presión abdominal y permita que sus músculos vaginales se relajen por completo.
  • Salga de la postura llevando la barbilla al cojín y soltando las manos en la tierra. Presione lentamente para volver a la posición sentada y respire unas cuantas veces antes de continuar.

3. Postura de la cabeza a la rodilla (Janu Sirsasana)

Esta es una gran pose de yoga relajante con el beneficio adicional de reducir la ansiedad y la irritabilidad. Usamos nuestro refuerzo de yoga y almohadas nuevamente (así que si está considerando invertir en una almohada, la respuesta es sí, ¡vale la pena!).

Si tiene los tendones de la corva apretados o desea mayor comodidad, puede colocar una manta doblada debajo de las caderas como apoyo, pero no levante demasiado las caderas.

Nota: Evite esta postura si sangra mucho o tiene diarrea, ya que esta postura se dirige a los órganos digestivos y reproductivos.

postura de la cabeza a la rodilla

Cómo ponerse en esta pose:

  • Sentado en la parte posterior de su colchoneta, extienda la pierna derecha recta y lleve el pie izquierdo dentro del muslo derecho
  • Coloque el cojín en la parte superior de su espinilla derecha a lo largo de modo que los extremos más cortos queden paralelos al costado de su tapete
  • Inhale para sentarse erguido y mantenga la columna extendida mientras exhala la frente hacia la almohada. Deje que sus brazos descansen cómodamente sobre el cojín y que su cabeza se ponga pesada
  • Puede colocar el cojín en su lado más alto o agregar un bloque o una almohada encima del cojín si su frente no llega al cojín.
  • Descanse aquí por unos minutos, dejándose descansar verdaderamente. Use su respiración para ayudar a relajar su cuerpo y liberar cualquier tensión.
  • Cuando esté listo para soltar, coloque las manos sobre el tapete y levántese suavemente hacia el centro y cambie de lado.

Psst! Si sus isquiotibiales están muy tensos, practique estas 5 posturas de yoga para ganar flexibilidad

4. Pliegue hacia adelante sentado con las piernas anchas (Upavistha Konasana II)

Aunque al principio no parezca una pose de yoga relajante, a los practicantes de yoga nos gusta encontrar formas de hacer que eso suceda. Lo adivinaste – refuerzo de yoga ¡hora! Esta postura ayudará a regular el flujo menstrual y estimulará sus ovarios para que funcionen de manera óptima.

pliegue hacia adelante de piernas anchas

Cómo ponerse en esta pose:

  • Empiece sentado con las piernas bien abiertas y el cojín o la almohada delante de las caderas.
  • Coloque sus manos detrás de sus caderas y presione suavemente contra el piso, invitando a su pecho a levantarse ya su columna vertebral a alargarse. Quédate aquí por unas cuantas respiraciones
  • Luego inhale y extienda los brazos por encima de la cabeza y exhale mientras se inclina suavemente hacia adelante hasta que su frente descanse sobre la almohada. Sus brazos también pueden doblarse sobre el cojín
  • Invite a sus inhalaciones y exhalaciones profundas durante unos minutos para permitir que todos sus músculos se suelten por completo. Y de nuevo, preste más atención a su abdomen, pelvis y músculos vaginales para relajarse.

5. Postura del puente (Setu Bandha Sarvangasana)

La incorporación de un abridor de corazón suave en esta variante reconstituyente es una excelente manera de combatir la depresión, la ansiedad y la irritabilidad.

Para hacer de esto un backbend reparador, nos movemos a nuestro refuerzo de yoga o almohadas nuevamente, lo que permite que nuestros músculos estén completamente apoyados y relajados.

pose de puente

Cómo ponerse en esta pose:

  • Coloque su almohada o almohada verticalmente en el centro de su tapete y siéntese en un extremo de la almohada
  • Empiece a acostarse sobre el cojín, permitiendo que la parte superior de la espalda cuelgue del cojín y que los hombros y la cabeza descansen suavemente en el suelo.
  • Estire las piernas y siéntase libre de colocar una almohada adicional debajo de sus pies
  • Los brazos están relajados a tu lado y los ojos cerrados.
  • Profundiza la respiración y deja que la sensación de pesadez dentro del cuerpo se apodere. Quédate aquí unos minutos
  • Para salir de esta pose, acerca las rodillas al pecho y suelta suavemente el cojín. Deje que el cuerpo descanse durante varias respiraciones antes de presionar hacia atrás para sentarse

6. Postura del cadáver (Savasana)

Nuestra última pose de yoga para un período de alivio de nuestra práctica, ¡y una que no debe perderse!

Junto con los muchos beneficios de Savasana, tomar Savasana en su período le brinda la oportunidad de relajar los músculos abdominales y vaginales, así como aliviar los calambres, mientras brinda una sensación de bienestar y restauración a toda la mente y el cuerpo.

savasana

Cómo ponerse en esta pose:

  • Acuéstese boca arriba, con las piernas extendidas y las manos descansando, con las palmas hacia arriba, a los lados. Ocupe todo el espacio que desee. Opción de colocar un cojín debajo de las rodillas para mayor comodidad y restauración.
  • Permita que su respiración se vuelva suave y relajada mientras lleva su conciencia a sus pies
  • Al exhalar, permita que sus pies se relajen por completo. Luego, inhale y lleve su conciencia a sus pantorrillas. Exhala y deja que se relajen por completo.
  • Continúe con este patrón en todo el cuerpo, dándose suficiente tiempo para el descanso y la curación que se merece.
  • Permanezca aquí durante al menos 5-10 minutos. Cuando se sienta completo, gire suavemente a una posición fetal sobre su lado derecho mientras despierta suavemente el cuerpo y la mente.

Practique estas posturas de yoga durante la menstruación para tener un período más saludable y feliz

El cuerpo femenino es verdaderamente un templo hermoso y milagroso. Puede transformar y crear vida y, por lo tanto, debe recibir más aprecio y amor.

Aquí hay 5 trucos efectivos para un período saludable y menos miserable

Como mujer, tienes derecho a honrar tu cuerpo en todas y cada una de las etapas. Y vale la pena el tiempo para permitir que su cuerpo descanse y se recupere. Tómate un tiempo para ti y usa estas posturas para conectarte y crecer para amar tu increíble cuerpo.

Toda la información incluida no está destinada a tratar ni a diagnosticar. Las opiniones expresadas son las del autor y deben atribuirse únicamente al autor. Si tiene preguntas médicas, consulte a su proveedor de atención médica.

Este artículo ha sido leído 994 veces. ¡Compártelo y difunde el amor!