Alcalá del Júcar, Arquitectura Natural

¡Comparte con tus amigos!

¿Verdad que suena bien visitar en plena naturaleza uno de los pueblos más bonitos de España?

Tenía ganas de recorrer sus calles, y una mañana de agosto, nos pusimos ropa cómoda y nos dirigimos hacia Alcalá del Júcar, un pueblo pintoresco de la provincia de Albacete.

¿Cómo llegar?

Desde Valencia llegamos en un par de horas ya que está a unos 140 kms.

¿Dónde comer?

Paramos en El mirador, un restaurante en el que la gastronomía manchega es de gran calidad y desde el cual se puede disfrutar a la vez de unas vistas privilegiadas.

Después de coger fuerzas, nos acercamos más al casco histórico y aparcamos cerca de las casas rurales Los Olivos, ideales para pasar unos días ya que tienen piscina al aire libre y están a 5 minutos de los lugares que hay que visitar.

Actividades y Ocio

Comenzamos el recorrido acercándonos al río en el que nos mojamos los pies y el peque se dio un chapuzón. Después, nos dirigimos al puente romano, uno de los lugares más emblemáticos y en el que salen unas fotografías preciosas. Las casitas blancas sobre la montaña, el castillo arriba del todo imponiendo protagonismo y el río Júcar con su ritmo frenético, crean del lugar un conjunto arquitectónico y natural único. Precioso de ver también de noche, ya que sus casas iluminadas y el cielo estrellado, proyectan un espectáculo mágico que no hay que perderse.

Subimos hacia el castillo, pero antes pasamos por las cuevas del Diablo y las cuevas de Garadén, dónde bajan las temperaturas, cosa que se agradece en ese mes y donde puedes saciar la sed de la caminata al llegar al otro lado ya que hay un pequeño bar.

Visitamos la Iglesia de San Andrés y llegamos al castillo desde el que se contempla todo el pueblo, hasta su plaza de toros tan peculiar por su forma ovalada y decidimos quedarnos arriba a ver atardecer. Lo recomiendo.

Y aunque no nos dio tiempo de verla, a unos 3 kms del pueblo, está la Ermita de San Lorenzo, en la que se encuentra el patrón de Alcalá del Júcar, San Lorenzo Martil.

Alcalá del Júcar, es un pueblo con un encanto especial. Que se queda en tu memoria y al que quieres regresar porque como alguien dijo un día:

«Hay lugares donde uno se queda, y lugares que se quedan en uno.”

 

Pilar A.R.

error: El contenido esta protegido!!