La Estación ambiental española a bordo del explorador Curiosity ha sufrido una anomalía

¡Comparte con tus amigos!

La estación ambiental del explorador marciano Curiosity, diseñada, desarrollada y fabricada en España, funciona desde este miércoles correctamente después de algunos tropiezos, informó la agencia espacial estadounidense NASA.

«El instrumento meteorológico tuvo una anomalía«, dijo en conferencia de prensa Jeniffer Troper, portavoz en el Laboratorio de Propulsión en Pasadena (California) durante una conferencia de prensa de actualización sobre la misión en Marte a más de 248 millones de kilómetros de la Tierra.

El instrumento de observación meteorológica, conocido por la sigla en inglés REMS (Rover Environmental Monitoring Station), fue provisto por el Centro de Astrobiología, un instituto mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y el instituto nacional de Técnica Aeroespacial, de España.

REMS, uno de una docena de instrumentos en el robot más avanzado de exploración espacial enviado hasta ahora a otro planeta, medirá y dará informes diarios sobre presión atmosférica, humedad, presión, radiación ultravioleta , velocidad y dirección de los vientos, temperatura del aire y temperatura del suelo en torno al vehículo.

El Curiosity descendió en el cráter Gale el pasado lunes y aunque Trosper no explicó la naturaleza de la anomalía sí indicó que «el REMS funciona bien ahora y todas son buenas noticias».

Durante los próximos dos años el Curiosity recorrerá una sección del cráter y examinará los sedimentos al pie de una montaña en busca de indicios de que haya habido formas de vida en Marte, o que el planeta sea capaz de sustentarla en el futuro.

error: El contenido esta protegido!!