La Gratitud, la esencia de la vida

Gratitud, palabra que envuelve el amor, cariño y la luz que sentimos hacia las cosas. El abrazo hacia un ser querido, el amor hacia una mascota y ya la gratitud de levantarse todos los días ya es un echo importante. Desde que vi el documental de el secreto, ahora me detengo y observo a mi alrededor y agradezco el agua que bebo, el poder tener salud para vivir y disfrutar de los míos e incluso el tener agua limpia.

Lo que he vivido los últimos años, no todas las personas que he conocido durante ese camino han tenido la bonita experiencia de conocer este sentimiento. Para mi la gratitud solo es para espíritus mas elevados y personas llenas de luz.

A diferencia de los demás sentimientos, el vivir con gratitud, es tener una serie de valores y ética diferente a los demás. Lo digo así, porque somos personas que el concepto de dar y recibir lo tenemos muy claro, y porque lo ponemos en practica todos los días. En mi caso, todos los días cuando me despierto, agradezco por el echo de estar viva, por la maravillosa familia que tengo y que gracias a que no me falta nada para subsistir.

«La alegría es la forma más simple de la gratitud»

Karl Barth

La alegría es la forma mas sencilla y corta de demostrar hacia las personas nuestra gratitud. Esta frase que he escrito es para que puedas compartirla, reflexionarla e incluso que puedas disfrutarla en tu sesión de meditación.

Gratitud e ingratitud

Por mi vivencia, y mi forma de ver la vida la gratitud, es un sentimiento de aprecio y valoración que hacemos hacia los demás. Implica que nuestro querer aumente hacia a ellos, y que siempre que necesiten algún favor nosotros les ayudemos en lo que podamos.

No solo los seres humanos podemos experimentar este sentimiento, sino que, los animales también, lo pueden llegar a disfrutar. Por ejemplo un perro, que entrega la lealtad a la persona que lo cuida y lo respete.

Las personas ingratas, para mi son aquellas que solo están centradas en ellas mismas. Solo quieren favores de las personas a cambio de sacar sus beneficios. Por desgracia, he conocido personas muy ingratas tanto en mi familia como en mi antiguo trabajo. Son personas con muy mala memoria, y dan por mas que sentado que tienen derecho a recibir toda ayuda.

“Nadie llega muy lejos si se olvida de aquellos que estaban a su lado cuando lo necesitaba.”

Paulo Coelho

He tenido meses, épocas donde he tenido dificultades para subsistir, pero, el vivir con la plena gratitud he recibido ayuda de personas, amigos e incluso vecinos que me han enseño ha diferenciar muy bien estas dos palabras. Porque a veces derrochamos el tiempo e incluso la vida con personas a nuestro alrededor que nos utilizan para sacar sus propios beneficios. Pero con situaciones difíciles, es cuando nos damos cuenta lo que nos rodea.

Beneficios de la gratitud

  • Es un sentimiento sutil y sofisticado.
  • Estar en paz y amor con nosotros mismos, ser personas con grandes valores éticos.
  • No le damos sitio a pensamientos negativos como la ira, arrepentimiento y la envidia.
  • Se obtienen buenos sentimientos, buena energía, con lo cual enfermamos menos y hay un buen funcionamiento del corazón.
  • Personas generosas, son capaces de agradecer toda la ayuda recibida, sino que también están dispuestos a ayudar a otras personas.

Como practicar la gratitud

  • Diario de gratitud. Empieza a anotar en un diario, todas las pequeñas cosas que valores y dedícate unos minutos al día en leerlas y agradecerlas. Recuerdo que en mi diario, empecé a anotar el café que me tomo todas las mañanas, el poder despertarme y estar viva.
  • Agradecer los buenos días. Es ideal para empezar con positividad. Agradece tu rutina, tu puesto de trabajo y por ir a poder hacer la compra.
  • Fuera las quejas. Evita quejarte, porque llevan pensamiento negativo y vibración baja. Cuanto mas te quejes, mas cosas malas atraerás.

Mucha gente vive en el mundo de las quejas, sumergidos en el pensamiento negativo y atraen a sus vidas estar estancados en todos los sentidos. Agradecer, para mi es la virtud mas importante que aprendí practicando yoga y meditación.

Pase de pasarme todos los días en el bucle de la rumiación, donde solamente vivía un mundo negativo a aprender a vivir en la alegría, amor y gratitud.

Así que, si yo pude cambiar, todos podemos cambiar nuestra mentalidad, y vivir una vida plena de éxitos, oportunidades y amor.

3/5 - (1 voto)
¡ Comparte con tus amigos !
error: Alert: Contenido Protegido !!