No me gustan las «compañías» de mis hijos ¿Qué puedo hacer?

Es la pregunta y a la vez que sufrimos todos los padres, durante alguna etapa de la vida de sus hijos. No me gustan las compañías de mis hijos, ¿Qué puedo hacer?.

Como mami, de una nena, voy a escribir desde mi experiencia como madre y los consejos que adjunto en el post, es desde mi punto de vista.

Llega a una etapa de la vida de nuestros hijos, que no podemos ni tenemos la capacidad de decidir la compañía de nuestros hijos.

Los niños crecen, desarrollan su propia personalidad, y algunas decisiones no nos gustan a los padres. Una de las consecuencia, que sufrimos los padres es la impotencia ante la situación y el temor, porque algunas veces tenemos miedo de que pueda desarrollarse en un problema a larga.

Como todos los padres, siempre queremos los mejores amigos, compañeros de clase e incluso grupo de amigos los mejores. Con las mejores características, estudiosos, buenas familias … pero en el día a día no es así.

Para mi la etapa que mas miedo digamos me da es la de la adolescencia, porque empiezan a querer salir y también quieren sentirse integrados. Y no miran, ni ven el miedo, en el alrededor.

Mi punto de vista

Una de los aspectos desde mi punto de vista mas importante, es estar atento a su forma de hablar y cambio de comportamiento, en el día a día.

Según, en que amistades se relacione, su forma de hablar, gustos incluso hobbies se declinara.

  • Habla con tu peque. Se cercano con tu hijo, mantén un vocabulario positivo y sobre todo adopta el comportamiento de mama o papa amigo. Tu hijo, se sentirá más apoyado y  más abierto a contarte las cosas.
  • No desprecies a sus amigos. Alguna veces nuestros hijos no ven las verdades que como padres les decimos, de sus amistades. Desde mi experiencia, es mejor no descalificar a sus amigos, porque sino, nuestros hijos se pondrán en nuestra contra, y con ello, nos distanciara de ellos.

Háblales, de forma amiga el comportamiento que tienen sus amigos, y que a ellos les puede repercutir, negativamente.

  • Conoce a sus amigos. Para mi fue vital el conocer el grupo de amigas de mi hijas, y en una mirada tuve bastante, si había alguna amistad que podría perjudicar negativamente a mi hija.

Me tranquilizo, también, el conocer si provenían de familias estructuradas y no conflictivas, siempre pensando en un futuro.

  • Independientes. Es una de las tareas mas difíciles que hay, el educarlos de manera independiente y de que no se dejen llevar por el grupo o amistad digamos no sana.

Que sean independientes, que tomen sus propias decisiones y que ante todo no se dejen llevar por malas influencias, que detecten el peligro antes de dejarse llevar.

Con ayudarlos y a la vez enseñarlos emocionalmente a saber gestionar las emociones, es una tarea compleja que tenemos los padres pero es la mejor que podemos adoptar para que sean felices.

  • Limites. En el caso que veas que las amistades de tus hijos son perjudiciales, márcale unos limites. Ponle limites me refiero, como a no dejarle que vaya con ciertas amistades digamos no sanas. Demuéstrale y dale confianza en que se cree su propio grupo de amistades.

Conclusión

Todo este post que he redactado insisto que es desde mi punto de vista y desde mi experiencia de madre e adolescente que también he sido.

Aun recuerdo mi etapa en la que mis amistades no eran buenas, y mis padres se enfadaban, peleaban conmigo, para que ,no las frecuentara por bien mío.

Con los años, madure, y cambie, tuve mi grupo de amigas sanas y no me afecto a mi futuro.

Hoy desde aquí doy un Gracias, enorme por la paciencia que tuvo mi padre conmigo.

Mary, consejos de una madre…

Calificar
¡ Comparte con tus amigos !
error: Alert: Contenido Protegido !!