¿Qué es la ecología?

La ecología es una rama de la biología que se ocupa de comprender cómo los organismos se relacionan entre sí y con su entorno. Esta rama de la biología se ocupa principalmente de las relaciones entre los organismos, sus relaciones entre sí, sus relaciones con los recursos compartidos, sus relaciones con el espacio que comparten e incluso sus relaciones con los aspectos no vivos del entorno.

Al comprender la relación dada, la ecología abarca aspectos como el crecimiento de la población, la competencia, las relaciones ecológicas simbióticas (mutualismo), las relaciones tróficas (transferencia de energía de una sección de la cadena alimentaria a la siguiente), la biodiversidad, la migración y las interacciones del entorno físico.

Dado que la ecología incluye todos los organismos vivos de la tierra y su entorno físico y químico, se divide en varias categorías que dan lugar a diferentes tipos de ecología, como se analiza a continuación:

Tipos de ecología

1. Ecología microbiana

La ecología microbiana mira los niveles fundamentales más pequeños de la vida, es decir, el nivel celular. Se trata principalmente de los dos primeros reinos de la vida que son; Kingdom Monera y Kingdom Protista. Aquí, las conexiones se establecen entre los microbios y sus relaciones entre ellos y sus entornos.

La ecología microbiana es particularmente importante en el análisis de conexiones evolutivas y eventos que conducen a la existencia (conocido como filogenia). Estas conexiones nos ayudan a comprender las relaciones compartidas entre organismos.

Está particularmente interesado en las estructuras de ADN y ARN, ya que transportan la mayor parte de la información transmitida de los organismos a su progenie, proporcionando los datos que los ecologistas necesitan.

2. Organismo / Ecología del comportamiento

Este es el estudio del organismo en sus niveles fundamentales y puede abarcar la ecología microbiana. En este tipo de ecología, el objetivo principal es comprender los comportamientos del organismo, las adaptaciones para dichos comportamientos, la razón de esos comportamientos tal como se explica a través de la lente de la evolución y la forma en que todos estos aspectos se entrelazan.

En este caso, la principal preocupación es el organismo individual y todos sus diferentes matices, especialmente al tratar de comprender cómo se une todo para mejorar la supervivencia del organismo o cualquier adaptación beneficiosa.

3. Ecología de poblaciones

La ecología de poblaciones es el siguiente rango en la escala ecológica. La ecología de poblaciones se centra en la población, definida como un grupo de organismos de la misma especie que viven en la misma zona al mismo tiempo.

Aquí, se presta atención a aspectos como el tamaño de la población, su densidad, la estructura de la población, los patrones de migración y la interacción entre organismos de la misma población.

Intenta explicar los diferentes cambios en cada una de las dinámicas de la población, como por qué aumentaría el número y si esto afecta a otros aspectos de la población como su densidad.

La ecología comunitaria analiza la comunidad, definida como todas las poblaciones que viven en un área determinada. Esto incluye todas las poblaciones de especies diferentes.

El enfoque aquí generalmente está en las interacciones entre las diferentes especies y cómo sus números y tamaños se entrelazan y cómo el cambio en una población cambia la dinámica de toda la comunidad.

Las poblaciones de animales aquí están expuestas a interacciones más complejas debido a su mayor número de especies que dan lugar a dinámicas como las relaciones tróficas (quién come a quién), la dinámica espacial, los patrones de migración y la fuerza impulsora ecológica más importante cuando se trata de especies inter / intraespecies. Interacción.

5. Ecología de ecosistemas

La ecología de ecosistemas hace una contribución única a la comprensión de la ecología al agregar factores abióticos (no vivos) a los elementos analizados, junto con los factores bióticos (vivos) involucrados. Por lo tanto, esta interacción involucra todos los aspectos del entorno y cómo interactúan.

Incluye comprender cómo cosas como el clima y la composición del suelo afectan los comportamientos y las interacciones de las poblaciones de diferentes especies.

También incluye una amplia gama de factores para comprender mejor todo el aspecto de la interacción entre los seres vivos y sus entornos / hábitats.

6. Ecología global (biosfera)

La ecología global es principalmente importante para comprender todos los ecosistemas que afectan al mundo entero. Esto incluye todos los diferentes biomas, con consideraciones de aspectos como el clima y otra geografía ambiental.

Es decir, la ecología global toma en cuenta la biosfera del mundo entero mientras considera todos los organismos vivos, desde las formas de vida microscópicas hasta las superiores, los entornos en los que dejan, las interacciones que tienen entre sí, las influencias que sus entornos tienen en estas interacciones y viceversa. al revés, y finalmente, cómo todos están interconectados bajo el terreno común de que todos comparten un solo planeta: la Tierra.

Importancia de la ecología

El estudio de la ecología es importante para garantizar que las personas comprendan el impacto de sus acciones en la vida del planeta y entre sí. Aquí están las razones por las que la ecología es importante:

1. Ayuda a la conservación del medio ambiente

La ecología nos permite comprender los efectos que nuestras acciones tienen en nuestro medio ambiente. Con esta información, ayuda a orientar los esfuerzos de conservación al mostrar primero el medio principal por el cual comienzan los problemas que experimentamos dentro de nuestro entorno y, al seguir este proceso de identificación, nos muestra dónde nuestros esfuerzos tendrían el mayor efecto.

La ecología también muestra a las personas el alcance del daño que causamos al medio ambiente y proporciona modelos predictivos sobre la gravedad del daño.

Estos indicadores infunden un sentido de urgencia entre la población, empujando a las personas a participar activamente en los esfuerzos de conservación y garantizar la longevidad del planeta.

2. Garantiza la asignación adecuada de recursos

La ecología nos permite igualmente ver el propósito de cada organismo en la red de conectividad que conforma el ecosistema. Con este conocimiento, podemos conocer qué recursos son esenciales para la supervivencia de los diferentes organismos.

Esto es muy fundamental cuando se trata de evaluar las necesidades de los seres humanos que tienen el mayor efecto en el ecosistema.

Un ejemplo es la dependencia humana de los combustibles fósiles que ha llevado al aumento de la huella de carbono en el ecosistema.

Es la ecología la que permite a los seres humanos ver estos problemas, lo que exige la necesidad de tomar decisiones informadas sobre cómo ajustar nuestras demandas de recursos para garantizar que no sobrecarguemos el medio ambiente con demandas insostenibles.

3. Mejora la conservación de energía

La conservación de energía y la ecología están conectadas porque ayuda a comprender las demandas que las diferentes fuentes de energía tienen sobre el medio ambiente.

En consecuencia, es bueno para la toma de decisiones en términos de decidir los recursos para su uso, así como también cómo convertirlos en energía de manera eficiente.

Sin una comprensión adecuada de los hechos energéticos a través de la ecología, los humanos pueden desperdiciar el uso de los recursos asignados, como la quema indiscriminada de combustibles o la tala excesiva de árboles.

Mantenerse informado sobre los costos ecológicos permite a las personas ser más austeras con sus demandas de energía y adoptar prácticas que promuevan la conservación, como encender las luces durante el día e invertir en energías renovables.

4. Promueve el respeto al medio ambiente

Con toda la información y la investigación obtenida de la ecología, en última instancia promueve el respeto al medio ambiente. Hace que las personas sean conscientes de su entorno y fomenta la adopción de un estilo de vida que proteja la ecología de la vida debido a la comprensión que tienen sobre ella.

Esto significa que, a largo plazo, las personas tienden a vivir de forma menos egoísta y a avanzar hacia la protección de los intereses de todos los seres vivos al darse cuenta de que la supervivencia y la calidad de vida dependen de la sostenibilidad del medio ambiente.

Por lo tanto, fomenta un estilo de vida armonioso y asegura la longevidad de todos los organismos.

5. Ayuda en el control de plagas y enfermedades

Un gran número de enfermedades se transmiten por vectores. El estudio de la ecología ofrece al mundo formas novedosas de comprender cómo se comportan las plagas y los vectores, lo que proporciona a los humanos conocimientos y técnicas sobre cómo manejar plagas y enfermedades.

Por ejemplo, la malaria, que es una de las principales enfermedades mortales, es transmitida por la mujer. Anofeles mosquito. En un intento por controlar la malaria, los humanos primero deben comprender cómo interactúa el insecto con su entorno en términos de competencia, sexo y preferencias de reproducción.

Lo mismo se aplica a otras enfermedades y plagas. Al comprender los ciclos de vida y los métodos preferidos de propagación de diferentes organismos en el ecosistema, ha creado formas impresionantes de controlar las medidas de los dispositivos.

Ejemplos de ecología

Los ejemplos de ecología son simplemente aspectos que buscan estudiar cómo surgen los diversos tipos de ecología. Por ejemplo, el estudio de los seres humanos y su relación con el medio ambiente nos aporta la ecología humana.

Alternativamente, el estudio de una cadena alimenticia en un área de humedales proporciona ecología de humedales, mientras que el estudio de cómo las termitas u otros organismos pequeños interactúan con su hábitat genera ecología de construcción de nichos. Aquí hay dos ejemplos básicos para elaborar ejemplos de ecología en detalle.

1. Ecología humana

Este aspecto de la ecología analiza la relación entre los seres humanos y el ecosistema en su conjunto. Se centra en los seres humanos, estudia su comportamiento y plantea la hipótesis de las razones evolutivas por las que podríamos haber adoptado algunos rasgos.

Se hace hincapié en esto por el impacto que los seres humanos tienen en el medio ambiente y también nos da conocimiento sobre las deficiencias de toda la población humana y cómo superarnos por nuestro propio bien y el del medio ambiente.

2. Construcción de nichos

La construcción de nichos es un ejemplo de ecología que se ocupa del estudio de cómo los organismos pueden alterar su entorno para su beneficio y también para el beneficio de otros seres vivos.

Es de particular interés para los ecologistas que deseen comprender cómo algunos organismos superan los desafíos que se les presentan.

Un buen ejemplo es cómo las termitas están bien organizadas y equipadas para erigir montículos que miden más de 6 pies de altura y al mismo tiempo protegen y alimentan a toda su población.

Al realizar su nicho, las hormigas también reciclan nutrientes para las plantas. Esto presenta un buen ejemplo de ecología porque tiene que ver con la evolución y otros aspectos relacionados con la ecología de poblaciones, comunidades y ecosistemas.

Relacionado: +35 formas estupendas de mantenerse ecológico

Calificar
¡ Comparte con tus amigos !
error: Alert: Contenido Protegido !!