Una meditación de 3 minutos para cultivar el perdón

¡Comparte con tus amigos!

Puede ser difícil perdonar los errores pasados, pero somos los que más sufrimos cuando no lo hacemos. Siga esta práctica guiada de Elisha Goldstein para encontrar el camino a seguir.

Puede ser difícil perdonar. ¿Pero quién duele más cuando nosotros no? Esta breve práctica ofrece un camino a seguir.

1. Toma asiento. Tómese un momento para cerrar los ojos o mantener una mirada suave hacia el suelo. Respire profundamente unas cuantas veces.

2. Imagina una persona. Visualiza a una persona en tu vida que te haya lastimado; tal vez no sea el ejemplo más extremo, pero podría ser un miembro de la familia, un compañero de trabajo o un extraño. Obtenga una idea del evento o eventos reales que ocurrieron y que lo lastimaron.

3. Observa el sentimiento. Sintonice cómo se siente el cuerpo en este momento y también qué emociones están presentes. ¿Hay una sensación de ira o tristeza?

4. Ver los pensamientos. Sea consciente de los pensamientos que circulan alrededor de esta persona. Observe si hay pensamientos de odio o pensamientos rencorosos. Siente esta carga que vive dentro de ti por aferrarte a las heridas del pasado. Pregúntese en este momento: ¿Quién está sufriendo? ¿Estoy dispuesto a perdonar?

Y si no, está perfectamente bien. Quizás este no sea el momento. Y si es así, continúe con esta breve práctica. Inhalando, reconoce el dolor y el dolor que hay aquí. Exhala, perdona y libera esta carga de tu corazón y tu mente.

Continúe con esta práctica de vez en cuando, siempre que le sea útil.

Todos perdonan a su propio ritmo. Es posible que desee intentar seguir los ocho pasos del perdón creados por Robert Enright, Ph.D., uno de los principales investigadores del perdón del mundo.

Pasar más tiempo en casa puede ser una oportunidad para conectarse con sus seres queridos, o puede hacer surgir heridas emocionales que aún no se han curado. Aquí hay tres prácticas conscientes para perdonarnos a nosotros mismos y a los demás.
Lee mas

  • Carley Hauck
  • 20 de mayo de 2020

El perdón es una forma única de alimentación, una forma de proporcionarnos a nosotros mismos ya los demás un espacio en torno a nuestros conflictos y dificultades. Prueba esta breve meditación para ayudarte a dejar ir y seguir adelante.
Lee mas

  • Ronna Kabatznick
  • 8 de enero de 2020

Escribir conscientemente puede aflojar el control de las emociones pegajosas sacándolas de la oscuridad. Con solo un lápiz y papel, o una aplicación, podemos crear el hábito de estar ahí para nosotros.
Lee mas

  • Ámbar tucker
  • 20 de octubre de 2020